lunes, 13 de abril de 2009

Contra viento y marea


En el mundo hay infinidad de lugares cercanos al mar mucho más bonitos que el espigón artificial de aquel pueblo turístico. En aquella zona de la costa, el mediterraneo dejaba mucho que desear en cuanto a la pureza de sus aguas y la abundancia de peces valiosos. Su vieja y estropeada caña podía aspirar a bien poco en sus intentos por hacerse con alguna presa. Y, por si todo esto fuera poco, sus vacaciones terminarían pronto, dejando paso de nuevo a la temible rutina con que cada dia se tenía que enfrentar.
Y sin embargo, él se sobreponía al sinfín de adversidades que sus circumstacias le imponían.
Se despertaba con el sol y mientras éste acababa de salir disfrutaba de su agradable autocompañía, esperando pacientemente a que sus intentos de pescar fueran recompensados.

Y es así, yendo contra viento y marea, siendo mucho él y poco sus circumstancias, como sabía ser feliz.






Pescador en uno de los espigones de la playa de Cunit, a las seis de la mañana. Abril 2009

4 comentarios:

Pele dijo...

deu ni do cosinet com les gastem...m'hauré de posar les piles

Araceli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Araceli dijo...

Bon inci de Fotoblog. Aquesta imatge és doblement bona... per la bellesa del contrallum del pescador sobre aquests poètics colors de l'albada i pel missatge semiòtic que se'n despren: el pescador que tira la canya. Aprop tens la Marta Sesé que ja té una bona experiència en aquest terreny fotogràfic. T'envio ànims i els millors desitjos de "bona pesca".

Arcangelo dijo...

A qui li tires la canya, Gepe?

Bé, a mi la foto i el text m'agraden molt, però per a evitar-nos les anades d'olla amb ulleres de pasta et preguntaré una cosa més urgent:

A les sis del matí encara no te n'havies anat a dormir o ja t'havies alçat?

És que tinc el dubte d'aquella cançó de Piperrak després versionada per Boikot: no sé si es mañana o todavia ayer.